Valoración prequirúrgica

El objetivo de una Valoración prequirúrgica es proporcionar a los pacientes un plan quirúrgico personalizado para minimizar el riesgo quirúrgico y las complicaciones postoperatorias. Antes de los procedimientos quirúrgicos electivos, sean ambulatorios o con internación, el internista realiza una evaluación preoperatoria formal con el fin de minimizar el riesgo mediante la identificación de alteraciones corregibles y determinar si se requiere monitorización y tratamiento preoperatorio adicional.

¿Por qué se realiza?

La valoración prequirúrgica tiene como objetivo:

  • Disminuir la morbilidad y mortalidad.
  • Obtener datos de la historia clínica del paciente.
  • Evaluar los riesgos relacionados con el paciente y tipo de cirugía.
  • Optimizar el estado clínico por adaptación de los tratamientos farmacológicos.
  • Seleccionar exámenes complementarios.
  • Seleccionar técnica anestésica que mejor se adapte a las necesidades del paciente.
  • Informar al paciente la técnica anestésica, posibles complicaciones y analgesia postoperatoria.
  • Obtener el consentimiento informado del paciente.
  • Tratamiento de ansiedad mediante la información y premedicación.

Si tienes más de 40 años, o menos, pero tienes alguna enfermedad como presión alta o diabetes debes realizarte una valoración prequirúrgica previo a tu cirugía, de lo contrario ésta podría llegar a ser cancelada.

Una valoración oportuna ayuda a mantener una buena calidad de vida.