Urgencias

Una urgencia es la alteración de la integridad física o mental de una persona, causada por un trauma o enfermedad de cualquier causa que genere una demanda inmediata con el propósito de disminuir los riesgos de invalidez y muerte.  Cuando se presenta una urgencia es necesaria una atención médica inmediata con el objetivo de estabilizar signos vitales y clasificar el estado de salud del paciente. Precisamente para esto se determina una prioridad en el servicio por medio del triaje.

¿Qué es el triaje?

Es el sistema de selección y clasificación de pacientes en los servicios de urgencias, basado en sus necesidades terapéuticas. Consiste en una valoración clínica breve que determina la prioridad en que un paciente será atendido, y se clasifica en niveles de 1 a 5. Primero se atiende a quienes podrían llegar a perder la vida, un órgano o una parte del cuerpo; luego siguen las urgencias de menor complejidad.

Niveles de Triaje

Triage I: Requiere atención inmediata del paciente, ya que su condición representa un riesgo vital. Casos como paro cardiorrespiratorio, hemorragias severas, pérdida de un miembro u órgano, entre otros.

Triage II: La condición clínica del paciente puede evolucionar hacia un rápido deterioro, por eso, requiere una atención que no debe superar los treinta minutos. Por ejemplo, casos como un dolor extremo, heridas no vitales, diarrea aguda con dolor abdominal o fiebre, vómito sin tolerancia a vía oral, entre otros.

Triage III: Requiere de medidas diagnósticas y terapéuticas en urgencias. Es decir, necesita un examen o un tratamiento rápido, pero se debe actuar pronto. Casos como dolor por un par de días, cuerpo extraño en el oído sin dolor o sangrado, dolor lumbar que se irradia hacia las piernas o lumbalgia súbita, entre otros.

Triage IV: El paciente presenta condiciones médicas que no comprometen su estado general, ni representan un riesgo evidente para su vida. Casos como dolor no agudo en el estómago, sinusitis, entre otros.

Triage V: Representa una condición clínica relacionada con problemas agudos o crónicos sin evidencia de deterioro que comprometa su estado general. Casos como dolor de garganta, dolor lumbar de varios días de evolución, cólico abdominal sin vómito o diarrea, entre otros.

No olvides tener a la mano mi número, siempre te brindare una atención digna.
En casos de urgencias, llama al 961 122 7732