Diabetes mellitus

Es una enfermedad metabólica crónica caracterizada por niveles elevados de glucosa (azúcar) en la sangre, que con el tiempo conduce a daños graves en el corazón, los vasos sanguíneos, los ojos, los riñones y los nervios. La más común es la diabetes tipo 2, generalmente en adultos, que ocurre cuando el cuerpo se vuelve resistente a la insulina o no produce suficiente insulina. La diabetes tipo 1, una vez conocida como diabetes juvenil o diabetes insulinodependiente, es una afección crónica en la que el páncreas produce poca o ninguna insulina por sí mismo.

La causa principal de la diabetes varía según el tipo. Pero, independientemente del tipo de diabetes que tengas, puede provocar un exceso de glucosa en la sangre. Demasiada glucosa en la sangre puede causar problemas de salud graves. Con el tiempo, las complicaciones de la diabetes podrían provocar discapacidad o incluso poner en riesgo la vida. De hecho, la prediabetes puede derivar en diabetes tipo 2.

Síntomas

Algunos de los síntomas de la diabetes tipo 1 y tipo 2 incluyen los siguientes:

  • Más sed de lo habitual.
  • Micción frecuente.
  • Pérdida de peso involuntaria.
  • Presencia de cetonas en la orina. Las cetonas son un producto secundario de la descomposición de músculo y grasa que ocurre cuando no hay suficiente insulina.
  • Sensación de cansancio y debilidad.
  • Sensación de irritabilidad u otros cambios en el estado de ánimo.
  • Visión borrosa.
  • Llagas que tardan en cicatrizar.
  • Infecciones frecuentes, como en las encías, la piel o la vagina.
Causas

Las personas con diabetes presentan niveles altos de azúcar en sangre debido a que su cuerpo no puede movilizar el azúcar desde la sangre hasta el músculo y a las células de grasa para quemarla o almacenarla como energía, y/o el hígado produce demasiada glucosa y la secreta en la sangre. Esto se debe a que el páncreas no produce suficiente insulina o las células no responden de manera normal a la insulina.

Complicaciones

Algunas de las posibles complicaciones incluyen las siguientes:

  • Enfermedades cardíacas y de los vasos sanguíneos (cardiovasculares).
  • Daño a los nervios por diabetes (neuropatía diabética). 
  • Daño a los riñones por diabetes (nefropatía diabética). 
  • Daño a los ojos por diabetes (retinopatía diabética).
  • Daños en el pie.
  • Afecciones de la piel y la boca. 
  • Enfermedad de Alzheimer. 
  • Depresión relacionada con la diabetes.
Tipos de Diabetes Mellitus

Hay dos tipos principales de diabetes. Las causas y los factores de riesgo son diferentes para cada tipo:

  • Diabetes tipo 1: Se puede presentar a cualquier edad, pero se diagnostica con mayor frecuencia en niños, adolescentes o adultos jóvenes. En esta enfermedad, el cuerpo no produce insulina o produce poca. Esto se debe a que las células del páncreas que producen la insulina dejan de trabajar. Se necesitan inyecciones diarias de insulina. La causa exacta de la incapacidad para producir suficiente insulina se desconoce.
  • Diabetes tipo 2: Casi siempre se presenta en la edad adulta, pero debido a las tasas altas de obesidad, ahora se está diagnosticando con esta enfermedad a niños y adolescentes. Algunas personas con diabetes tipo 2 no saben que la padecen. Con la diabetes tipo 2, el cuerpo es resistente a la insulina y no la utiliza con la eficacia que debería. No todas las personas con diabetes tipo 2 tienen sobrepeso o son obesas.

Hay otras causas de diabetes, y algunas personas no se pueden clasificar como tipo 1 ni 2. La diabetes gestacional es el nivel alto de azúcar en la sangre que se presenta en cualquier momento durante el embarazo.

Factores de riesgo

Dentro de los factores que pueden generar mayor riesgo de padecer diabetes incluyen los siguientes: 

  • Edad y raza/etnia: La prevalencia de diabetes mellitus aumenta a partir de la mediana edad, sin embargo, no significa que no se presente en niños, adolescentes y jóvenes. Se estima que 62 millones de personas en Américas viven con Diabetes Mellitus (DM) tipo 2. Este número se ha triplicado en la Región desde 1980.
  • Antecedentes familiares con Diabetes Mellitus de primer grado: Los individuos con padre o madre con diabetes tienen entre dos a tres veces mayor riesgo de desarrollar esta enfermedad. 
  • Síndrome de Ovario Poliquístico: Este síndrome se ha asociado a alteraciones en la regulación de la glucosa. 
  • Obesidad y sobrepeso: Aumentan el riesgo de intolerancia a la glucosa y diabetes mellitus en todas las edades. 
  • Sedentarismo: Un estilo de vida de sedentarismo reduce el gasto de energía y promueve el aumento de peso lo que lleva el riesgo de Diabetes Mellitus. 
  • Consumo de tabaco: Se asocia a un mayor riesgo de diabetes mellitus, dependiendo de la dosis consumida, entre más cigarrillo, mayor riesgo. 
  • Patrones dietéticos: una dieta caracterizada por alto consumo de carnes rojas o precocinadas, productos lácteos altos en grasa, refrescos azucaradas, dulces y postres se asocia con mayor riesgo de diabetes  mellitus independiente del IMC. 
  • Trastornos de regulación de la glucosa: También llamados prediabéticos o estados intermedios de hiperglucemia. Su presencia supone un mayor riesgo. 

Enfermedades Crónicas: Los pacientes con enfermedad coronaria e insuficiencia cardíaca avanzada, entre otras. Tienen mayor riesgo de padecer Diabetes Mellitus.

Comunícate conmigo si notas cualquier síntoma posible de diabetes. Cuanto antes se diagnostique la enfermedad, más rápido puede comenzar el tratamiento.